Wednesday, September 28th, 2022

Vehículos eléctricos o que funcionen con hidrógeno son los modelos que se venderán en el futuro


Los vehículos utilitarios ligeros que se matriculen no podrán emitir gases de efecto invernadero partir de 2035. Prohibición del uso de motores de combustión interna que fue decidida por el Parlamento Europeo.

Al respecto, los Estados miembros deben todavía pronunciarse, de hecho, el fin de los vehículos que funcionan con gasolina y diésel, así como el de los híbridos, que en la actualidad están en pleno auge. En el futuro solamente podrán venderse los nuevos modelos de automóviles eléctricos o que funcionen con hidrógeno.

La decisión del Parlamento Europeo constituye un elemento importante de la estrategia de reducción de las emisiones en la Unión Europea (UE), la cual, al igual que Suiza y numerosos otros países, se propone lograr la neutralidad carbono hasta 2050. En Suiza el sector del transporte representa más de un tercio del total de las emisiones de CO².

¿Qué significa para Suiza la prohibición de los vehículos de combustión?

La Confederación Helvética no forma parte de la UE y por lo tanto no está obligada a acatar las decisiones del Parlamento Europeo. Pero los vehículos que funcionan con energía fósil también están condenados a desparecer de las rutas helvéticas. Los automóviles nuevos que se vendan en el país deberán respetar la reglamentación de la UE, por ejemplo, en lo que concierne a las emisiones de CO².

Sin duda, ninguna fábrica europea del sector automotor tendrá interés en producir motores de combustión para un mercado tan reducido como el suizo, afirma Peter Fuss, experto industrial de la oficina consultora Ernst & Young en declaraciones al cotidiano gratuito 20 Minutes.

¿Hasta cuándo será posible comprar en Suiza un auto nuevo que funcione a combustión?

El partido ecologista (Los Verdes) propone prohibir el registro de nuevos vehículos que funcionen con energía fósil a partir de 2025, proposición que no cuenta con el apoyo de las otras principales fuerzas políticas nacionales.

La Asociación Transporte y Medioambiente (ATE según sus siglas en francés), que promueve una movilidad durable y respetuosa del clima sostiene que, si Suiza se propone cumplir con los objetivos climáticos, ningún vehículo que funcione con gasolina o diésel debería circular más allá de 2030.

Hasta ahora el Consejo Federal (Gobierno) no ha establecido una fecha límite. Sin embargo, en noviembre pasado, al margen de la Conferencia Internacional sobre el Clima COP26, Suiza no quiso firmar una declaración a pesar de que no era de aplicación obligatoria. Dicha declaración prohíbe los nuevos vehículos de emisiones nocivas para el medio ambiente a partir del año 2035 en los principales mercados y de 2040, a nivel mundial.

¿Cómo evoluciona en Suiza el mercado automotor eléctrico?

Los automóviles eléctricos, así como los híbridos, son cada vez más numerosos en el país. En 2021, los eléctricos alcanzaron un récord: representaron el 13,3% de las nuevas matrículas. Esta tendencia se confirmó en los primeros cinco meses del año en curso, con un 15,3%, afirma Enlace externo Auto Suisse, asociación de importadores nacionales de autos.

Si se incluyen los modelos híbridos recargables, es decir los que tienen tanto un motor a combustión como también una batería a ser recargada en fuentes externas (como un enchufe doméstico o un poste público) el porcentaje aumenta a 24,2%. El objetivo de la «hoja de ruta para la movilidad eléctrica» Enlace externo definida por la Confederación proyecta lograr un 50% hasta fines de 2025.

Sin embargo, las cifras no deben inducir a error, y cualquiera que haya conducido en Suiza probablemente lo habrá notado: los coches puramente eléctricos siguen siendo una clara minoría. Actualmente hay unos 80 000, lo que supone menos del 2% Enlace externo del conjunto de los automóviles.

¿Dónde se sitúa la movilidad helvética en comparación internacional?

En comparación con otros países europeos, Suiza se ubica en el 8vo rango en términos de vehículos recargables (eléctricos e híbridos),

señala Enlace externo el Touring Club Suisse. Está por encima de la media de la Unión Europea. Entre los países vecinos solamente Alemania contabiliza un porcentaje superior. Al frente de la clasificación se encuentra Noruega, donde nueve de cada diez vehículos nuevos ya son enteramente eléctricos o híbridos recargables.

En cuanto a la densidad de puestos públicos habilitados para la recarga, Suiza se ubica en la media europea. A fines de mayo de 2022, había 7 896 puntos de recarga disponibles. El objetivo del Gobierno es contar con 20 000 estaciones de recarga pública para fines de 2025.

En cuanto a infraestructuras de recarga privada Suiza está retrasada, lo que impide a muchos automovilistas cargar sus vehículos en casa. La mayoría de la población vive en inmuebles alquilados, por lo que no puede instalar estaciones de recarga en su garaje.

¿Habrá suficiente electricidad para alimentar al conjunto del parque automotor?

La asociación Swiss eMobility Enlace externo prevé que en 2035 circularán en Suiza entre 2,4 y 2,9 millones autos eléctricos. Esto requerirá un adicional de 5,4 a 6,7 teravatios-hora de electricidad al año, que significa aproximadamente el 10% del consumo actual de electricidad.

Cerca del 76% de la electricidad consumida en el presente en Suiza procede de fuentes renovables, en particular de centrales hidroeléctricas. El resto es esencialmente asegurado por centrales nucleares, cuyo desmantelamiento está previsto para los próximos 10 a 20 años. Con el objetivo de satisfacer las futuras necesidades de electricidad, el Gobierno apuesta al desarrollo de la energía solar. Busca crear incentivos para aumentar el número de instalaciones fotovoltaicas en los techos y fachadas de los edificios. Fuente: Swissinfo.





Source link