Monday, September 26th, 2022

Una aseguradora de Florida se declara “insolvente”


Florida pierde otra aseguradora contra huracanes. En otro golpe al mercado de seguros de Florida contra huracanes, fuegos y robos, un juez de circuito del condado de León autorizó al Departamento de Servicios Financieros del estado liquidar la compañía St. Johns Insurance Co. por “insolvente”, lo que podría perjudicar a otras compañías que tendrían que asumir los clientes que pierden sus contratos.

Hace apenas una semana, la firma aseguradora, que atiende unas 140.000 pólizas en Florida, anunció que no emitiría nuevos seguros, uniéndose a una docena de aseguradoras que anunciaron suspensiones similares, limitaron los tipos de viviendas que cubren o cancelaron contratos por completo.

La autoridad estatal pasa a liquidar la firma, con sede en Orlando, mientras espera transferir las pólizas aseguradoras de St. Johns a Slide Insurance Co. y otras compañías, a partir del martes 1 de marzo.

La orden de la jueza de circuito antes mencionado, Angela Dempsey, se produjo dos días después de que el comisionado de seguros, David Altmaier, enviara una carta al director financiero estatal, Jimmy Patronis, en la que decía que la compañía había aceptado la suspensión de pagos y reconocía que “es insolvente”.

Se sabe que St. Johns, establecida en Florida en 2003, tenía problemas financieros desde hace al menos un año.

La adjudicación judicial es otra señal de los problemas que existen en el mercado de seguros de propiedad de Florida, donde las aseguradoras se deshacen de pólizas y abogan por aumentos de tarifas debido a problemas financieros.

Esta situación ha llevado a la aseguradora estatal Citizens a tener que aceptar miles de pólizas, hasta sumar más 780.000 en los últimos dos años.

En estos días, el Congreso de Florida estudia la posibilidad de impulsar el mercado de aseguradoras y desacelerar el flujo de pólizas a Citizens con el proyecto de ley SB 1728 presentado por el presidente de Banca y Seguros, Jim Boyd, republicano por Bradenton.

Antecedentes

Según la aseguradora All State, las reclamaciones fraudulentas, como exageración de artículos robados, daños intencionales y fabricación de pruebas de respaldo, entre otras, han aumentado 20% en los últimos años, lo que, según plantea, cuesta a la industria aseguradora en Florida millones de dólares.

Durante una entrevista de Diario Las Américas al presidente del Senado estatal, Wilton Simpson, en noviembre, el legislador señaló para no ser declarada insolvente: “Debemos asegurarnos de tener compañías de seguros bien capitalizadas en el estado para impulsar la competencia en el estado. Y la única forma en que vamos a generar más competencia para reducir los costos es asegurarnos de que no haya fraude en el sistema”.

Pero para el presidente de National Claims Adjusters, en Florida, Humberto Hernández, opinó “hablan de reclamaciones ilegales. Sabemos que hay fraude, pero el fraude apenas alcanza el 1% de las reclamaciones”.

Todos los años el precio a pagar a las aseguradoras sube paulatinamente. En realidad, esta situación comenzó hace casi 30 años. Dos meses antes del paso del huracán Andrew, el 24 de agosto de 1992, la prima a pagar por 100.000 dólares de cobertura apenas superaba los 800 dólares.

Desde entonces, el precio a pagar ha subido más de 487%, de 820 dólares al año a 4.000 dólares y con menos beneficios, mientras el salario ha aumentado menos de la mitad de la media del incremento del coste de los seguros e incluso de vida.





Source link