Thursday, October 6th, 2022

Tesla, Ford y General Motors suben precios de sus vehículos eléctricos


Hace algunos días, Elon Musk mostró su preocupación con respecto a una de sus empresas, Tesla, debido a los problemas que ha enfrentado desde hace tiempo.

El CEO de Tesla reveló que la escasez de materia prima puede generar problemas a largo plazo que se evidencian desde ahora, como por ejemplo la subida de precios de los vehículos, reportó Autocosmos.

Sin embargo, Tesla no está solo en ese apartado, dado que Ford y General Motors también se vieron en la obligación de elevar el costo de adquisición final de los autos.

El alza en los precios de los materiales utilizados en baterías (litio, níquel y cobalto) tienen mucho que ver en la decisión que tomaron tres de los más grandes fabricantes de vehículos, no solo en Estados Unidos sino a nivel mundial.

Sin embargo, los usuarios continúan confiando en los vehículos eléctricos cuando se comparan los precios de mantenimiento, incluyendo el reabastecimiento de gasolina, lo que impulsa el interés de los consumidores a llevarse un auto electrificado a casa.

Subida de precios en Tesla

En lo que va del 2022, Tesla ha elevado los precios del Model Y hasta en tres oportunidades, posicionándose en $69,900 dólares, lo que representa un 9% más según Bernstein Research.

Desde el lado de Ford, John Lawler, jefe de finanzas, asegura que el modelo electrificado Mach-E ha dejado sin margen de beneficios a la compañía desde que elevaron el precio para compensar la inflación de los materiales.

De acuerdo a la información proporcionada por J.D. Power, el precio que se paga en promedio por un auto electrificado en los Estados Unidos es de $54,000 dólares, representando un 225 más con respecto a las cifras obtenidas en 2021.

A pesar de todo esto, se espera que los vehículos eléctricos sigan siendo populares en el mercado, debido a la necesidad que enfrenta el planeta con respecto al cambio climático, donde de aquí al 2030 se deben reducir las emisiones de carbono de forma considerable, mientras que para 2050, varios países han pactado convertirse en cero emisiones.



Source link