Thursday, December 1st, 2022

Subastaran el lujoso apartamento de Raúl Gorrín en Nueva York


Las autoridades de la ciudad de Nueva York planean subastar el próximo mes de julio un lujoso apartamento en el centro de Manhattan propiedad del empresario venezolano sancionado Raúl Gorrín.

Gorrín quien es dueño de diversos medios de comunicación en el país caribeño se le acusa tener vínculos con la administración de Nicolás Maduro y las sanciones de Estados Unidos lo obligaron a incumplir los pagos del condominio, de acuerdo con los registros judiciales.

Adiós Nueva York

Gorrín es el propietario de Globovisión, una de las principales televisoras de Venezuela y pagó $18,8 millones por la unidad del piso 47 de 4500 pies cuadrados en Baccarat Hotel & Residences en noviembre de 2017.

Ahora puede perder el apartamento, que de acuerdo con un reporte de la agencia de noticias Reuters cuenta con vistas al Empire State Building y Central Park.

El empresario fue sancionado en enero de 2019 como parte del impulso de la administración Trump para expulsar a Maduro.

Desde que fue sancionado, debe más de $600.000 en cargos mensuales de condominio y cargos por pago atrasado de su apartamento, según las demandas que la junta de condominio presentó en un tribunal del estado de Nueva York.

Los cargos comunes del apartamento superan los $10.000 por mes, según muestran los registros judiciales.

“El alguacil de la ciudad tiene programado realizar la subasta el 6 de julio, según muestran registros judiciales no informados anteriormente”, reporta Reuters.

El inmueble es propiedad formal de RIM Group Properties de New York II Corp, el cual es controlado por Gorrin, según los registros corporativos.

Sanciones

Al sancionar a Gorrín, Washington dijo que sobornó al tesoro de Venezuela por el derecho a realizar transacciones de cambio de divisas que desviaron miles de millones de fondos del país a personas con información privilegiada.

Gorrín enfrenta cargos penales estadounidenses en Florida por presunto soborno y sigue prófugo. Mientras que las autoridades estadounidenses presumen que está en Venezuela.

 





Source link