Friday, December 2nd, 2022

Planificación sucesoral: Qué hacer para que el Estado no decida por ti


El abogado Ángel Martínez, acreditado por The Florida Bar, revela las claves para aportar tranquilidad mental y económica no sólo a tu vida, sino también a la de tus familiares y seres queridos.

Con estas recomendaciones podrás evitar elevados cobros fiscales, conflictos familiares, pérdidas económicas en tribunales, el acoso de acreedores, e impedir que un juez ordene la distribución de tu patrimonio.

El proceso se encuentra disponible para ciudadanos, residentes con o sin estatus migratorio, y para extranjeros no residentes en Estados Unidos que posean bienes materiales o inmateriales en el país.

¿Qué recursos le quedarían a mi familia si fallezco? ¿Es mejor donar o heredar una vivienda? ¿Cómo proteger el patrimonio de mi hijo con discapacidad? ¿Qué opciones tengo para repartir mis activos como yo quiero? ¿Quién cuidará de mi mascota si ya no estoy? ¿Qué pasará con mis bienes si me voy del país? ¿Cómo indocumentado puedo dejar herederos y organizar mi patrimonio?.

Estas son solo algunas de las interrogantes que Ángel Martínez, abogado experto en planificación sucesoral, acreditado en The Florida Bar y la American Bar Association, busca aclararle a todos quienes posean patrimonio material o inmaterial en Estados Unidos, y desean salvaguardar sus activos frente a un accidente, enfermedad, deceso o un divorcio.

“La planificación sucesoral representa un trámite legal imprescindible a través del cual una persona tiene o no la libertad de vender un inmueble, o incluso asumir la patria potestad de un menor”, dijo el abogado Ángel Martínez, quien advierte a la comunidad del sur de la Florida sobre los alarmantes índices de familias hispanas que, por el hecho de no contar con una planificación sucesoral, deben enfrentar costosos juicios para asegurar la adquisición o transferencia de activos frente a un deceso inesperado, o una enfermedad o accidente que cambió el curso de sus vidas.

 

Más que un derecho, un deber:

Organizar la sucesión de activos materiales o inmateriales es posible gracias a la planificación sucesoral, procedimiento jurídico a disposición de ciudadanos, residentes -con o sin estatus migratorio regular-, y extranjeros no residentes de Estados Unidos, ya que sin distinción genera un amparo legal que auxilia y brinda herramientas jurídicas como el testamento o el fideicomiso (trust), disposición legal por la cual un testador deja su herencia o parte de ella encomendada a una persona para que, en un caso y tiempo determinados, la transmita a otra o la invierta del modo que se le indica.

Instrumentos legales que, sumados a un seguro de vida o al popular living will, instrumento imprescindible a través del cual la misma persona puede decidir sobre si sobrevive por medios artificiales, evitando de esta manera dejarle a sus seres queridos la terrible carga de tomar esa decisión, entre otros y que constituyen poderes que -en algunos casos- pueden evitar un costoso juicio por sucesión, altos cobros fiscales y resguardar a un menor que puede quedar en manos del gobierno frente al deceso de sus tutores legales.

 

 

“Es importante que la gente sepa que no es necesario tener un estatus migratorio legal para realizar una planificación sucesoral en Estados Unidos, ya que el mayor valor de realizar este trámite es que puede ayudar y auxiliar a todos por igual”, dijo el abogado Ángel Martínez, quien advierte que someterse a las leyes de un estado en particular, ir a tribunales, tener que esperar por los cobros de acreedores, y exponerse a que un juez ordene la distribución de un patrimonio de acuerdo a las leyes del estado, son solo algunas de las consecuencias de no planificar a tiempo.

 



Source link