Thursday, December 1st, 2022

Medios de Australia acusan Rebel Wilson de arruinar noticia sobre su homosexualidad


La actriz y comediante Rebel Wilson reveló el pasado 9 de junio que había encontrado el amor en la diseñadora y empresaria Ramona Agruman, sus seguidores inmediatamente celebraron su decisión de salir del closet, la cual creyeron que fueron sus propios términos, pero no fue así.

Una columna de chismes publicada por el periódico Sidney Morning Herald al día siguiente de la publicación de Wilson, indicó que su escritor le dió 27 horas para responder antes de publicar esta noticia.

Andrew Hornery, veterano columnista de farándula, se quejó diciendo que Wilson había “optado por entorpecer” su historia compartiéndola ella misma. Dicho argumento enardeció las redes, al querer informar por su cuenta una noticia tan profundamente personal.

Los activistas de los movimientos LGBT indicaron que la salida del closet de la comediante fue una buena noticia, pero que a su vez reprochan el hecho de que haya sido bajo una vieja amenaza.

Nicky Bath, director de LGBTIQ+ Health Australia, le dijo al portal QLife que una de cada 10 llamadas recibidas es sobre los problemas de admitir abiertamente la sexualidad de cada quien.

Asimismo Bath pide responsabilidad a los medios de comunicación: “creo que los medios australianos tienen que hacer un análisis interno sobre cómo se comportan”, dijo Bath. “Las salas de redacción deben educar un poco sobre el impacto de sus reportajes”.

El pasado año 2021, en Australia, el futbolista Josh Cavallo quien salió del closet, recibió amenazas de muerte y críticas luego de exponer su sexualidad.

El medio de comunicación que quería dar a conocer la noticia de Rebel Wilson, ya ha emitido 3 comunicados respondiendo al enfado de su fanaticada.

Los críticos argumentaron que este acto por parte de Hornery revelan un ego periodístico y un abuso de poder fomentado en ciertas culturas de salas de redacción.

La nota defensiva del editor del Herald el domingo alimentó este punto de vista.

“Decir que el Herald ‘expuso’ a Wilson está mal”, dijo Bevan Shields, quien fue designado para el cargo en enero, reseñó la periodista Frances Mao de BBC News.

El regulador de la industria, el Australian Press Council, confirmó a la BBC que había recibido una serie de quejas sobre el informe de Wilson. Pero si da por válidas esas denuncias, todo lo que tiene que hacer el periódico es imprimir una corrección y una disculpa.

 





Source link