Saturday, October 1st, 2022

McDonald’s, KFC y Starbucks ¿afectados por la invasión de Rusia a Ucrania?


Las grandes marcas de la comida rápida como McDonald’s, KFC y Starbucks, entre otras, enfrentan, con la invasión de Rusia en Ucrania, un nuevo reto para sus negocios fuera de Estados Unidos.

McDonald’s, KFC y Starbucks, junto con otras firmas de comida rápida como Papa John’s, Pizza Hut y Burger King, deberán sortear la incertidumbre que la avanzada militar rusa genera en los mercados internacionales, reportó La Opinión.

Además de los efectos de las sanciones ya anunciadas por el gobierno de Estados Unidos a Rusia, y de las adicionales que puedan venir en las próximas semanas.

El problema potencial para los grandes jugadores estadounidenses de la comida rápida no es menor. En su conjunto operan alrededor de 2,700 restaurantes en territorio ruso, de acuerdo con un cálculo publicado por Yahoo! Finance.

McDonald’s es la marca que, en apariencia, tendría el mayor reto a resolver. Con 1,900 restaurantes en Rusia, un impacto negativo en sus negocios en esta zona del mundo podría traducirse en un problema mayor.

La cadena de hamburguesas y creadora de la famosa Big Mac no la ha tenido fácil en los últimos meses y no termina de recuperarse del golpe que significó la pandemia de Covid-19, y ahora deberá sortear las consecuencias de las sanciones económicas surgidas por el conflicto militar ruso-ucraniano.

Tan solo en lo que va del año, las acciones de McDonald’s se han caído 8%, de acuerdo con un reporte publicado por Yahoo! Finance; otras marcas de comida rápida que comparten una suerte similar son: Restaurant Brands y Yum!, que en promedio han visto sus acciones caer en 10%.

El conflicto ruso en Ucrania es un factor más de preocupación para estas grandes cadenas de comida rápida, que ya lidian desde hace meses con el alza de precios e insumos básicos como consecuencia de la inflación, la escasez de trabajadores y los problemas de las cadenas de suministro.

Hasta ahora, los negocios internacionales de las grandes cadenas de comida rápida como McDonald’s, KFC y Starbucks siguen en marcha en territorio ruso, sin que exista un amago visible de posibles cierres de restaurantes como represalia a las medidas anunciadas por la Casa Blanca contra el Kremlin.



Source link