Friday, December 2nd, 2022

Gastan dinero en luces para un parque que cierra de día en Miami


Un parque renovado a orillas de la Bahía de Biscayne reabrió recientemente al público, con un malecón reconstruido, un camino a lo largo del paseo marítimo y docenas de árboles nativos para reemplazar los 69 pinos australianos invasivos que fueron talados.

Cabe destacar que desde la vista de Rickenbacker Causeway, la nueva característica más notable son los 53 nuevos postes de luz que funcionan con energía solar que iluminan completamente el parque después del anochecer.

No obstante, uno de los detalles que aquí se presenta es que el parque cierra aún siendo de día y quienes visitan el parque no pueden disfrutar del nuevo alumbrado.

Mientras, que según los documentos de licitación y las estimaciones de costos obtenidas por WLRN, se invirtieron más de $350,000 en la nueva “iluminación de seguridad” en el parque público.

Al respecto, Albert Gómez, cofundador de Miami Climate Alliance, un grupo centrado en la política de cambio climático expresó “a los policías les gusta patrullar y no bajarse del auto y no tener que recorrer el parque en la oscuridad con linternas. Preferirían tener luces y poder detectar a las personas sin hogar e ir a sacarlas”.

A su vez, citó un conocido enfoque de ” arquitectura hostil ” que utiliza iluminación estratégica para evitar el merodeo o las reuniones de residentes sin hogar.

Un total de $2.6 millones para el proyecto del parque fue pagado por el Miami Forever Bond de $400 aprobado por los votantes de la ciudad de Miami en 2017.

El resto del dinero para el proyecto de $4.9 millones provino de una subvención del Distrito de Navegación Interior de Florida, según registros de la ciudad. El dinero de la subvención se destinó a la reconstrucción del malecón.

Gran parte del dinero del bono estaba destinado a proyectos de resiliencia y para reforzar la infraestructura para combatir las realidades progresivas del aumento del nivel del mar.

El proyecto del parque, oficialmente llamado proyecto “Alice Wainwright Park Seawall and Resiliency”, es uno de los primeros lotes de proyectos de bonos que se completó parcialmente.

“Tomando la capacidad de las personas sin hogar para dormir en un parque, ¿cómo se suma eso a la resiliencia?” preguntó Gómez.

Como ex miembro del Comité de Aumento del Nivel del Mar de Miami, Gómez desempeñó un papel importante en lograr que el bono de resiliencia se incluyera en la boleta electoral, que fue aprobado por los votantes de Miami en 2017.

Sin embargo, incluso en ese momento, Gómez dijo que le preocupaba que el dinero se usara para proyectos que tenían poco o nada que ver con la resiliencia o la lucha contra los impactos progresivos del aumento del nivel del mar y el cambio climático. Fuente: WLRN.



Source link