Thursday, December 1st, 2022

Florida presenta una exposición de Keith Haring y Pierre Alechinsky


Quedan al desnudo en una exposición que abre este domingo en un museo del sur de Florida los nexos pictóricos y personales entre el artista callejero estadounidense Keith Haring (1958-1990) y el expresionista abstracto belga Pierre Alechinsky, quien sigue activo en el arte a los 94 años.

La exposición titulada “Confrontación: Keth Haring y Pierre Alechinsky”, integrada por medio centenar de obras, “dará a la gente una mayor comprensión de Haring, uno de los artistas estadounidenses más famosos del siglo XX” y “reavivará el interés por Alechinsky”, ha declarado hoy a EFE Bonnie Clearwater, directora del Museo de Arte NSU de Fort Lauderdale, a unos 40 kilómetros al norte de Miami.

La amplia muestra incluye también objetos efímeros raros, documentos de archivo y un escrito de Alechinsky con motivo de la exposición, ha añadido Clearwater, para quien la obra del artista belga, en su momento “a la vanguardia del discurso creativo, ha desaparecido de la vida pública en los últimos 30 años”.

Y eso pese a que, a sus 94 años, Alechinsky “sigue creando cuadros extraordinarios“, afirma la también conservadora jefe del Museo de Arte NSU.

Por todo ello, la directora espera que esta muestra única, que recoge la “historia real de estos dos artistas”, su relación y la forma en que sus vidas se entrelazaron, impacte profundamente en el público amante del arte.

Imagen: Pierre Alechinsky

Recorre y examina la exhibición, a través de la selección de piezas expuestas, los vínculos históricos, visuales, temáticos y metodológicos de estos dos grandes artistas.

La influencia de Alechinsky

De hecho, explica, Haring habló durante toda su carrera de la “profunda influencia que tuvo en él la obra de Alechinsky”, que descubrió en 1977 cuando era un joven estudiante en la Ivy School of Art de Pittsburgh.

El momento quizá de epifanía en la construcción del estilo de Haring, hijo del Pop Art y la cultura callejera de Nueva York en la década de 1980, tuvo lugar en 1984, cuando visitó el estudio de Alechinsky.

Fue entonces cuando el pintor del denominado grupo COBRA, una “leyenda viva” en opinión de la experta, le enseñó a Haring su “característica técnica de ‘marouflage’, de montaje de papel sobre lienzo”.

Ese encuentro creó una “sinergia asombrosa entre los dos artistas”, patente en una “pasión mutua por la colaboración y sus técnicas de composición y pintura”.

Imagen: Keith Haring

Una mirada atenta, personal y extrema hacia el mundo y la creación artística llena de “afinidades” en su “abrazo a la espontaneidad, la protesta y la libertad de expresión”, subraya.

Fuente: Swissinfo



Source link