Saturday, September 24th, 2022

Extenista prodigio de Ucrania,  Alexander Dolgopolov se alista para defender su país; “Quizá me maten o tenga que matar, esto es la guerra”


El famoso extenista ucraniano,  Alexander Dolgopolov, quien llegó a ser el 13º del mundo y que ha tomado las armas para hacer frente a la invasión de Rusia en Ucrania, sigue en Kiev, y ofreció unas crudas declaraciones que se difundieron al medio de comunicación deportivo MARCA.

Dolgopolov es consciente de que pronto le puede tocar empuñar las armas y disparar con el ejército ruso que se acerca a Kiv: “Hasta ahora no puedo decir qué se siente cuando te disparan. Quizá me maten. Tal vez tengo que matar. ¿Qué puedo decir? Esto es la guerra”, apuntó en una entrevista con Sports Illustrated, difundió en Marca.

Durante las últimas semanas, hemos visto a muchas personalidades ucranianas volver a su país (o permanecer en él) para combatir en la el conflicto armado entre  Rusia y Ucrania.

El deporte dijo presente

La invasión de la nación de Vladimir Putin al territorio ucraniano ha generado una ola de reacciones que tocan directamente al deporte y, por supuesto, al tenis. El primer gran exjugador en incorporarse al frente de la ciudad de Kiev fue Sergiy Stakhovsky, que no ha perdido la oportunidad de difundir un claro mensaje de parón de la agresión y ha dado todo tipo de entrevistas para generar conciencia por la situación que vive: luego fue Andrei Medvedev, exfinalista de Roland Garros y ganador de varios Masters, y el último gran nombre del mundo de la raqueta en incorporarse al frente fue Alexandr Dolgopolov.

El extenista, que ya manifestó hace unos días que a la ATP y a Ronald Garros les falta coraje para vetar a los tenistas rusos, insistió en este aspecto: “Sé que los jugadores rusos han dicho ‘No a la guerra’, pero no es una posición lo suficientemente fuerte para mí en este momento. Si el mundo del tenis quiere que sigan jugando, deberían condenar públicamente a su gobierno por cometer acciones incorrectas”.

La vivencia del extenista en guerra

 

“Si estuviste al más alto nivel en un deporte como el tenis, eres fuerte. Debes sacrificar muchas cosas de una vida normal para estar arriba, así que creo que cada tenista que está en la élite es muy fuerte. Ahora cambias lo que haces y te concentras en diferentes cosas, en poder mantenerte seguro, en sobrevivir. Tu mente da un giro: vives minuto a minuto, hora a hora. Es como si el mundo se hubiese parado aquí y solo se trate de luchar y sobrevivir”.

No es una guerra, es un genocidio

No desperdició la oportunidad Alexandr para denunciar las acciones del gobierno ruso, dejando muy claro que los pedidos de “no a la guerra” por parte de los deportistas no son suficientes. “El problema es que esto no es una guerra entre ejércitos: puedes ver cientos de vídeos de los rusos matando a gente con las manos arriba, en sus coches. Empieza a convertirse en el genocidio de una nación. Por todo ello, no puedes decir simplemente “no a la guerra”. Está claro que todos estamos en contra de la guerra. Esto se dice en todas partes, en todo momento, pero cuando alcanza una magnitud así, debes tomar una posición más fuerte y condenar lo que tu gobierno está haciendo”.





Source link