Saturday, September 24th, 2022

Expresidente del Museo del Louvre acusado de lavado de dinero


El expresidente del museo del Louvre deberá responder a cargos preliminares de presunto tráfico de antigüedades durante su mandato al frente de la célebre institución parisina.

Jean-Luc Martínez, fue imputado este miércoles en París por “complicidad en estafa en banda organizada y blanqueo por falsa facilitación del origen de bienes de un delito o “falta” y colocado bajo supervisión judicial en una investigación sobre el tráfico de antigüedades del Cercano y Medio Oriente.

La policía de la capital acusó a  Martínez de complicidad con fraude organizado y lavado de dinero, de acuerdo con la fiscalía.

Dos exfuncionarios del departamento de antigüedades egipcias fueron detenidos esta semana y liberados sin cargos, añadió la fiscalía.

Esta se negó a confirmar informes de prensa según los cuales los tres hombres eran sospechosos de participar en el tráfico de piezas de valor incalculable.

Según el diario Le Canard Enchaine, los pesquisas investigan si Martínez cerró los ojos ante una serie de certificados de proveniencia falsos de cinco piezas egipcias.

Martínez renunció a la presidencia del Louvre el año pasado después de ocho años en el puesto. En la actualidad es embajador para la cooperación internacional en el ámbito patrimonial. El actual presidente del museo es Laurence de Cars.

Las pesquisas forman parte de una amplia investigación internacional sobre tráfico de antigüedades que habría afectado al Louvre de Abu Dabi y al Museo Metropolitano de Nueva York.

Varios comerciantes de arte y expertos son sospechosos de haber producido documentos falsos para inventar los orígenes de objetos saqueados durante la Primavera Árabe, entre ellas la Estela de Tutankamón y otras cuatro piezas que el Louvre de Abu Dabi adquirió en 2016 por un total de 15,2 millones de euros.

Martinez, Rondot y Perdu eran los responsables, recuerda el Canard, de validar los certificados de autenticidad sobre el origen de las piezas compradas por Abu Dabi. Dichos certificados están vinculados a dos conocidos miembros del mundo de las antigüedades sospechosos de haber traficado con otras antigüedades: el especialista en arqueología Christophe Kunicki y el marchante de arte alemán Roben Dib.





Source link