Tuesday, September 27th, 2022

El aceite de CBD y la posible eficacia del cannabidiol


El aceite de CBD es una de las maneras más extendidas de tomar este cannabinoide y hasta el momento se ha demostrado eficiente en el control del dolor de distintas enfermedades.

Es un cannabinoide sin propiedades psicotrópicas, a diferencia del THC. Según los últimos datos médicos publicados en 2020, el CBD ha demostrado ser eficiente en el control del dolor de la fibromialgia, tras un trasplante renal, esclerosis múltiple y lesión medular.

Mientras, en el ámbito de la salud mental, se ha promovido su uso para el tratamiento de los trastornos depresivos y del estado de ánimo, así como en el abordaje de las adicciones, tal y como indica el profesor Antoni Gual Solé de la Universidad de Barcelona y el especialista en psiquiatría, Hugo López Pelayo, en un reciente artículo en The Conversation.

El aceite de CBD es una de las maneras más extendidas de tomar este cannabinoide. No se puede vapear y está especialmente diseñado para ser tomado de manera oral. Existen potenciales problemas de salud relacionados con la inhalación de aceites, como la neumonía lipoidea, por lo que el consejo es que no se vapee.

La FormulaSwiss de este aceite CBD asegura una concentración 0,0% de THC, por tanto, no influirá en el resultado de ninguna prueba de drogas, y sus buenas prácticas en la producción les han reportado excelentes críticas con clientes en más de 58 países. Dicho aceite está registrado como cosmético en la Unión Europea y su comercialización es totalmente legal.

Cuánto aceite se debe tomar

Muchos nuevos usuarios de aceite de CBD se preguntan cuánto tomar. La recomendación inicial del propio fabricante es comenzar con 3-5 gotas dos veces al día, e ir ajustando hasta obtener el resultado deseado. No se ha registrado ningún efecto secundario en el uso de estos aceites, pero siempre y cuando estemos hablando de aceite CBD realmente libres de THC, algo que hay que tener en cuenta a la hora de consumir este producto.

Para el cáncer

Actualmente se sigue investigando sobre los posibles beneficios que el CBD podría tener frente a esta enfermedad y lo que se sabe hasta ahora es que, en pruebas de laboratorio, se ha observado un efecto positivo en cultivos celulares de cáncer de hígado, próstata y mama.

Aún queda mucho recorrido para afirmar que el CBD es una herramienta beneficiosa en la lucha contra las células cancerosas, sin embargo, desde el Instituto Nacional del Cáncer de EE UU afirman que es posible que los canabinoides produzcan beneficios para el tratamiento de los efectos secundarios relacionados con el cáncer y hablan de posibles beneficios medicinales de este compuesto presente en el aceite de CBD: efectos antieméticos, estimulación del apetito, alivio del dolor y mejora del sueño.





Source link