Tuesday, September 27th, 2022

Doctor, ¿qué le pasa a mi hijo en ese ojo?


Una madre muy preocupada llevó al niño a la consulta del oftalmólogo al observar que, cuando se tomaban las fotos familiares con flash y todos aparecían con los ojos rojos, a su hijo solo le salía un ojo rojo. Sobre todo, porque “hace poco salió una noticia de una niña que le descubrieron cáncer en un ojo gracias a que el flash de la cámara producía un gran destello en el ojo enfermo”. ¿Doctor que le pasa a mi hijo?, decía la madre aterrada.

El oftalmólogo calmó a la madre y le hizo al niño las pruebas pertinentes, en las que detectó que padecía de ambliopía, u ojo vago. “Este es uno de los problemas más comunes que sufren los niños. Consiste en que el cerebro no se comunica bien con uno de los ojos y se apoya solo en el ojo sano”, explicó el especialista.

Para tratarlo le recomendó usar un parche durante varias semanas “que forzara al ojo vago a trabajar y conectar mejor con el cerebro”. Este padecimiento se puede tratar con éxito hasta los 8 ó 12 años del niño. Pero lo ideal es el tratamiento precoz, cuando el paciente tiene tres o cuatro años de edad.

Los especialistas recomiendan las revisiones oftalmológicas a partir de los tres años de vida. Después de los cinco, los niños deben ir a la consulta a revisarse la vista anualmente.

Si su plan médico no tiene cobertura de visión para sus hijos, adquiera un plan en Univista Insurance que le cubra los exámenes de la vista y los espejuelos, entre otros beneficios.

Univista Insurance 305-740-1340.



Source link