Tuesday, September 27th, 2022

Cómo empezar a hacer actividad física pasados los 40 años


La ciencia ya ha comprobado los múltiples beneficios de la actividad física a cualquier edad, lo que permite mantener una buena salud y contribuye a retrasar el envejecimiento.

Entre las investigaciones que lo avalan se encuentra una realizada por científicos de la Universidad de Harvard que derribó el mito que indicaba que las personas mayores debían bajar el ritmo de la actividad física a medida que pasaba el tiempo, tras cumplir los 60 años de edad, reportó Marca.

Pero lo cierto es que el cuerpo no debe jubilarse de la actividad física, y el trabajo de los investigadores aportó pruebas que demuestran que dejar de estar en un sofá todo el día o no moverse en transporte y caminar puede ser beneficioso para vivir más y mejor.

El estudio fue publicado en la revista especializada PNAS por la Academia de Ciencias de Estados Unidos. Presenta pruebas evolutivas y biomédicas que demuestran que los seres humanos evolucionaron para vivir muchas décadas después de reproducirse y para ser relativamente activos en sus últimos años.

Los investigadores afirmaron que la actividad física en edades avanzadas desvía la energía de los procesos que pueden comprometer la salud y la dirige hacia los mecanismos del cuerpo que la prolongan. Su hipótesis es que los seres humanos evolucionaron para mantenerse físicamente activos a medida que envejecen. Al hacerlo, se asigna energía a procesos fisiológicos que frenan el deterioro gradual del cuerpo con el paso de los años. Esto protege contra enfermedades crónicas como las cardiovasculares, la diabetes de tipo 2 e incluso algunos cánceres.

Por supuesto que hacer ejercicio desde la mediana edad no es lo mismo que hacerlo a los 20 años, pero será bueno comenzar en cualquier edad, lo ideal es tener un plan acorde con los años que uno tenga.

Sea que se haya tenido en la juventud una vida de actividad física intensa, como que sea un sedentario consuetudinario, los especialistas en fitness coinciden en que ponerse en forma después de los 40 y tantos años llevará un poco más de tiempo que en la juventud.

Experiencias de actividad física pasados los 40

Darrin Hills, comenzó a levantar pesas por primera vez en su vida a los 45 años. Actualmente, con 52 años, comparte consejos de entrenamiento de fuerza y fotos de su progreso con sus 10.000 seguidores de Instagram, informó Newsweek. Ahora, ya todo un experto, destacó la importancia de iniciar despacio en este tipo de actividad en la edad adulta y así evitar agotarse.

“Dale tiempo a tu cuerpo para que se recupere. Empieza poco a poco y ve aumentando”, aconsejó. La recomendación de Hills para el inicio es un plan de ejercicios para principiantes y elegir actividades que sean posibles para cada uno mientras se va ganando fuerza. “Deja tu ego en casa”, aconseja, “de lo contrario, simplemente te lastimarás y renunciarás”, dijo.

Kacy Duke, de 65 años, es una de las asesoras de fitness más reputadas de Estados Unidos. Ha entrenado a celebridades como las actrices Julianne Moore y Kate Beckinsale y también a la famosa estafadora Anna Sorokin, cuya vida fue contada en la serie de Netflix Inventing Anna, en la que aparecía Duke representada por Laverne Cox.

Duke le dijo a Newsweek que lo primero que debe hacer una persona que ronda los 50 años e inicia una actividad física es experimentar con muchos ejercicios diferentes para hallar el que más se disfrute. “La vida es para vivirla. Disfruta el viaje del ejercicio y mézclalo. Conviértelo en una aventura”, recomendó.

Las metas pueden ser, por ejemplo, perder peso, fortalecer la musculatura de los miembros superiores o inferiores, pero Duke advirtió que tener más de 40 años no implica ser menos ambicioso con la actividad física por eso recomienda establecer metas que desafíen.

“Siempre les digo que se fijen objetivos poco realistas. No llevamos al hombre a la luna pensando de manera realista”, afirmó. Pero remarcó no perder de vista tratar bien al propio cuerpo. “Como entrenadora personal, mucha gente (se le acerca y le) dice ‘quiero brazos como los de Jennifer Aniston’ o ‘quiero las piernas de Angelina Jolie’. Volvamos a lo que necesitamos”.

Hills cree que ser consistente y constante es una meta que los novatos deben proponerse alcanzar y hacer el esfuerzo de lograrlo. Considera que registrar los resultados que se van obteniendo es muy útil y ayudará a realizar un seguimiento del progreso para mantenerse motivado. “El cambio no sucederá de la noche a la mañana, pero si mantienes el rumbo, verás los resultados”, dijo.



Source link