Wednesday, September 28th, 2022

Autor de “Don’t Say Gay” retira una cuestionada enmienda


Este martes el autor del polémico proyecto de ley de Florida (EEUU) conocido como “Don’t say gay” (“No digas gay”) retiró una cuestionada enmienda que introdujo días atrás y que obligaba a los centros escolares a trasladar a los padres información sobre la orientación sexual de sus hijos.

Poco antes de que hoy empiece a ser discutido en el pleno de la Cámara baja estatal este proyecto, que impide a los maestros, consejeros y autoridades escolares hablar sobre sexualidad e identidad de género en las aulas, su autor, el congresista republicano Joe Harding, retiró la enmienda sin brindar explicación, tal como confirman medios locales.

La enmienda del proyecto HB 1557, introducida el viernes pasado, obligaba a los centros educativos a que en un plazo máximo de seis semanas informasen a los padres si su hijo había revelado al personal de la escuela una orientación sexual diferente a la heterosexual.

El representante demócrata Carlos Guillermo Smith, el primer congresista latino de la Legislatura de Florida abiertamente LGBTQ, consideró que esta enmienda hacía de este un proyecto de ley “aún más peligroso para los niños vulnerables”.

“Esto tendrá consecuencias devastadoras para nuestra juventud”, destacó el demócrata, uno de los líderes en favor de los derechos de la comunidad LGBTQ en Florida.

La enmienda había añadido más fuego a una iniciativa que ha encontrado el rechazo de organizaciones del colectivo LGBTQ al impedir que los maestros hablen sobre sexualidad e identidad de género en las aulas.

De acuerdo con los opositores al proyecto de ley, las aulas son el único espacio en el que pueden expresar su orientación algunos estudiantes de esta comunidad.

El llamado Proyecto de ley de derechos de los padres en la educación, que recibió la oposición del propio presidente de EEUU, Joe Biden, fue ya aprobado por comités del órgano legislativo estatal, controlado por los republicanos.

De ser aprobado, los padres tendrán posibilidad de presentar demandas judiciales contra el distrito escolar y recibir una indemnización por daños y perjuicios, si incumplen esta disposición.

Un proyecto similar también se discute en comités del Senado estatal y la esencia de ambas iniciativas cuenta con el visto bueno del gobernador estatal, el también republicano Ron DeSantis, quien ya antes se ha mostrado en contra de que “las escuelas sean una especie de patio de juegos para disputas ideológicas”.

“Al final del día, mi objetivo es educar a los niños en las materias que son tan importantes: Matemáticas, Lectura, Ciencias”, ha señalado DeSantis en encuentros con la prensa.

Fuente: Swissinfo



Source link