Friday, December 2nd, 2022

Asesinan a dueños de campo de tiro en Georgia


Las autoridades están tras la pista delpresunto responsable de la muerte del propietario de un campo de tiro y tienda de armas en Georgia.

En el incidente también perdieron la vida la esposa y el nieto del propietario del campo de tiro.

El robo ocurrió la tarde del viernes, indicó el Departamento de Policía de Grantville a través de Facebook, reportó DiariolasAmericas.

Cuando los policías llegaron al lugar aproximadamente a las 8:00 de la noche descubrieron los cadáveres del propietario del campo de tiro Lock Stock & Barrel, de su esposa y de su nieto.

La policía de Grantville identificó a las víctimas como el dueño del campo de tiro, Thomas Hawk, de 75 años, su esposa Evelyn, de 75, y su nieto Luke, de 17, reportó la televisora WSB-TV.

El jefe de policía Steve Whitlock dijo que la familia Hawk era muy conocida y respetada en su pequeña y unida comunidad.

Los Hawk administraban Lock Stock & Barrel desde hacía casi 30 años. Su nieto estaba de vacaciones y ayudaba a sus abuelos en la tienda.

“Esto es un golpe duro para todos en la comunidad”, dijo Whitlock a The Associated Press. “Estamos haciendo todo lo posible por resolver esto”.

Whitlock explicó que los detectives creen que el robo y tiroteo sucedió alrededor de las 5:30 la tarde del viernes, que es cuando suele cerrar el tiro de campo.

Agregó que el hijo de Hawk, Richard, pasó por el local y fue la persona que halló a las víctimas.

Para la mañana del sábado, no había sospechosos y no se habían hecho arrestos, dijo. Los detectives creen que hasta 40 armas de fuego y la cámara de seguridad del lugar también fueron robadas.

El Buró de Investigación de Georgia atiende el caso, pero cuando fueron contactados el sábado canalizaron todas las preguntas a la policía de Grantville.

El Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos también fue contactado con relación al robo de las armas. Whitlock se dijo agradecido con otras agencias policiales por la ayuda recibida en la pesquisa.

“Somos un pueblo pequeño, 12 policías. Llevo aquí ocho años y nunca he tenido que investigar nada así. Es difícil para nosotros. La tasa de criminalidad es muy, muy baja”, comentó.

 

 

 





Source link