Thursday, October 6th, 2022

Analizando a Britney Spears y su embarazo


La misma Britney Spears se encargó de confirmar la noticia con la que desde el fin de semana se venía especulando en redes sociales: un embarazo.

La princesa del pop espera su tercer hijo, el primero junto a Sam Asghari, el modelo y actor con quien se comprometió el año pasado.

“Perdí mucho peso en mi viaje a Maui (ciudad en Hawái). Pensé: ‘Jesús, ¿Qué le pasó a mi estómago?’ Entonces me hice un test de embarazo y bueno… ¡Tendré un bebé!”, ratificó en su cuenta de Instagram, en una publicación que, en la tarde de este lunes ya sumaba más de 620.000 Me gusta y 28.000 comentarios.

Para No Olvidar

Según el periodista de entretenimiento Héctor Palmar, “un gran momento para el Reino del Pop llega con esta noticia, por varios factores que tal vez olvidamos muy rápido”. Veamos:

– Un embarazo 10 meses después de declarar en la corte que durante su tutela fue forzada a usar un dispositivo intrauterino en contra de su voluntad como parte de las medidas para “protegerla”, mientras que en cualquier entrevista siempre fue clara: “Quiero ser madre de nuevo” a lo que medios y presentadores soltaban una carcajada, como si el deseo de ser madre representara un fracaso.

– Si nos vamos más atrás, cuando Britney y Kevin Federline anunciaron su primer embarazo en diciembre de 2004, esto representó un retraso para la Britney artista, tanto el equipo de management como su disquera veían a la Britney madre como una perdida económica, suponía parar la maquinaría que producía dinero.

– Hay otro tema de esta época y tal vez el más importante, y es que Britney no pudo disfrutar su maternidad en las dos ocasiones que fue madre. Sus hijos nacieron en septiembre de 2005 (Sean Preston) y septiembre de 2006 (Jayden James), coincidiendo con el frenesí mediático que la acosó, miles de paparazzis hombres persiguiendo a una mujer de 25 años con dos bebés en brazos, registrando su colapso para luego armar la “noticia”: “Britney es una mala madre” “Britney casi lanza a su bebé”.

– Los hijos de Britney también representaron para ella la razón de acceder a la tutela que marcó su vida: “Accedí a muchas cosas porque me decían que me quitarían a mis bebés”. Su amor de madre siempre luchó por ellos.

– Britney ha verbalizado en su publicación de anuncio que la condición de salud mental que padeció cuando tuvo a sus bebés era mal vista hace apenas 16 años, y que ahora se alegra que la salud mental sea un tópico en la mesa.

– Britney logra cumplir su anhelo y también se enfrentará al estigma de ser madre después de los 40. Otra de las “reglas” de la misma sociedad que la sexualizó, diagnosticó, aisló, consumió y que de seguro seguirá juzgando.

Afortunadamente Britney es libre y con autonomía, como debió ser siempre, porque esta historia, es ella quien tiene que escribirla. A baby, one more time.





Source link